'Aquí no se habla de literatura, se habla del placer de la lectura'

martes, 6 de septiembre de 2011

SIEMPRE EL MISMO DÍA

   Chico conoce a chica; chico y chica pierden su momento y pasan directamente al estatus de amigos. La historia más vieja del mundo. Cualquiera que, como yo, disfrute de las comedias románticas dirá ‘Esto ya me lo sé’, y no se equivocará del todo, porque la premisa no es nueva, pero no por eso deja de ser un placer leerla.

   Siempre el mismo día cuenta la historia de Emma y Dexter a lo largo de sus dos décadas de relación. Cada capítulo es un aniversario de la noche en que se conocieron y en ellos quedan reflejadas las idas y venidas de dos personajes que evolucionan de formas muy distintas en el paso de la ilusa juventud a la dura madurez.

   ¿Lo mejor de la historia? Sus personajes. La insegura Emma, sin un plan de vida trazado, dando tumbos que arrastran los sueños de esa primera noche. Y Dex el encantador, el canalla y el vago con suerte, con cierto sabor Hornbyano. Destacables son también sus secundarios, que no quedan en absoluto desdibujados frente a la fuerza de los protagonistas, lo que nos permite abandonar por un momento la trama principal sin perder interés en la historia (¿Cuántas veces hemos dicho eso de ‘Se me atragantó ese capítulo’?)
Pero creo que aun no te he convencido. Bueno, entonces te diré que el libro es divertido, muy divertido, de diálogos rápidos donde salen a relucir los años que su autor, David Nichols, dedicó a escribir guiones para series de la BBC. Pero sobretodo Siempre el mismo día es conmovedor, tanto que puedo asegurar que tras terminarlo correrás a comentarlo con algún amigo.


   Recomendado para aquellos que quieran castigarse o deleitarse con una buena historia de amistad y amor.


Título: Siempre el mismo día
Autor: David Nichols
Editado en España por Embolsillo y Maeva
Precios: 9,50€ y 20€

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada